Testimonio de Pierre Lavéry: “¡París está libre!”

Autor  Pierre Lavéry

23 de agosto de 1944

En toda América Latina, el día de la liberación de París fue un día de alborozo. Brasil decidió conmemorar el acontecimiento con tres días festivos. El representante del general de Gaulle en Buenos Aires y Montevideo, Emmanuel Lancial, quedó sorprendido por el evento mientras atravesaba, de un puesto a otro, el Río de la Plata.

Una inmensa muchedumbre lo esperaba a su llegada a Montevideo para llevarlo a hombros. Hemos encontrado fotografías que dan testimonio de la alegría de los uruguayos. Una manifestación recondujo al representante de la Francia Libre hasta la Legión de Francia, puesta poco antes a su disposición.

Francia volvía finalmente a casa en Montevideo como en París. Mientras, en Buenos Aires, todo el que puede andar está en la calle; los inválidos y los enfermos, asomados a las ventanas. La muchedumbre se congrega ante la Embajada de Francia y canta a gritos la Marsellesa.

De hecho, un mes antes, el General había constatado ante la Asamblea Consultiva Provisional de Argel: “Devolviendo a Francia a su lugar, y en condiciones que le permitan conservarlo, servimos al interés de un gran número de hombres a la par que al interés de nuestro país. Esta opinión queda avalada por el estupor y el escalofrío que su posible desaparición provocaron recientemente en todos los continentes; a la postre, por el desbordante entusiasmo que suscita ahora entre las inmensas masas la prueba de su reaparición.”