El Monumento conmemorativo Charles de Gaulle en Colombey-les-deux-Églises

El Monumento conmemorativo Charles de Gaulle en Colombey-les-deux-eglises

La génesis del proyecto

Mucho más que una presentación tradicional del Hombre del 18 de junio o del primer Presidente de la Quinta República, el Monumento conmemorativo constituye un auténtico punto de encuentro con la historia del siglo XX y con la figura íntima de Charles de Gaulle.

Concebido como el pedestal de la Cruz de Lorena, la construcción inscribe paralelamente al personaje de Charles de Gaulle en plena modernidad y en los paisajes de Colombey-les-deux-Églises, a los que profesaba un especial cariño.

De hecho, este municipio fue el elegido desde 1934 para instalarse con su familia y para escribir la Historia, al recibir en su domicilio familiar al canciller Konrad Adenauer en septiembre de 1958.

Dicha morada familiar, la Boisserie, llevaba abierta al público desde hace algunas décadas pero se echaba en falta en Colombey-les-deux-Églises un lugar para entender al personaje. El Monumento conmemorativo de Gaulle, colmando ese vacío, completa así un recorrido de memoria dedicada al más ilustre de los franceses.

La exposición permanente

Los ambientes sucesivamente recreados en el Monumento conmemorativo permiten a los visitantes bucear en diferentes épocas y consagran las instalaciones como un centro de interpretación donde cada cual puede revivir la Gran Historia, a través de la vida de Charles de Gaulle.

La exposición permanente aborda todas las facetas del personaje y de su tiempo. Presenta al General en su papel de escritor, de cabeza de la Francia Libre, de padre de familia, de estadista, pero también desarrolla la herencia dejada por De Gaulle, así como las críticas y las caricaturas que pudo inspirar.

Repartida en 1.600 metros cuadrados, sigue un hilo conductor original: el enraizamiento de Charles de Gaulle en el pueblo de Colombey-les-deux-Églises y en los paisajes de la Haute-Marne, “forjados por una grandeza austera”.

Lugar de historia viva, el Monumento a Charles de Gaulle destaca por la gran variedad de soportes imaginados por los escenógrafos de Nausicaa, Christian Le Conte y Geneviève Noirot: decorados, películas en pantallas gigantes, terminales multimedia, creaciones sonoras, comentarios escritos, dioramas, archivos sonoros y audiovisuales. Su tecnología punta está concebida para todos los públicos.

La visita de la exposición permanente

Con una duración media de 2 horas, el recorrido de visita se desarrolla en dos pisos y se divide en una serie de secuencias cronológicas, ampliadas mediante diferentes espacios temáticos.

La visita arranca en el segundo piso del Monumento, accesible por el ascensor panorámico diseñado especialmente para dicha construcción.

La entrada a la exposición permite de inmediato captar el estrecho vínculo entre Charles de Gaulle y los paisajes de la Haute-Marne. Las secuencias cronológicas están consagradas al principio de la vida de Charles de Gaulle, a sus primeras experiencias militares, a su instalación en la Haute-Marne, pero también a la Segunda Guerra Mundial y la creación de la Quinta República francesa, concluyendo con el abandono del poder de Charles de Gaulle con el referéndum en 1969.

El Monumento en cifras

  • 4.000 metros cuadrados situados al pie de la Cruz de Lorena
  • Un edificio moderno con magníficas vistas sobre los paisajes de la Haute-Marne
  • Un espacio de exposición permanente de 1.600 metros cuadrados
  • Una visita media de la exposición permanente de 2 horas
  • 50 instalaciones audiovisuales, terminales multimedia e interactivos
  • 1.000 fotografías, 40 mapas, 240 paneles gráficos
  • Un rico centro de documentación del fondo bibliográfico más importante sobre el General de Gaulle tras la Fundación Charles de Gaulle en París.
  • Un anfiteatro de 194 plazas disponibles para alquiler y con capacidad para acoger espectáculos
  • Dos salas pedagógicas
  • Una sala de comisión