Julio de 1940 – Proclamación pegada en las paredes de Londres

A TODOS LOS FRANCESES

¡Francia ha perdido una batalla!

¡Pero Francia no ha perdido la guerra!

Unos gobernantes indignos han podido capitular, cediendo al pánico, olvidando el honor, librando el país al servilismo. Sin embargo ¡nada se ha perdido!

Nada se ha perdido, porque esta guerra es una guerra mundial. En el universo libre, existen fuerzas inmensas que no se han mostrado todavía. Un día, estas fuerzas aplastarán al enemigo. Es necesario que ese día, Francia esté presente en la victoria. Sólo entonces, recuperará su libertad y su grandeza. Este es mi objetivo ¡mi único objetivo!

Por eso invito a todos los franceses, dondequiera que se encuentren, a unirse a mí en la acción, en el sacrificio y en la esperanza.

Nuestra patria está en peligro de muerte.

¡Luchemos todos para salvarla!

¡VIVA FRANCIA!

 

GENERAL DE GAULLE
CUARTEL GENERAL
4, CARLTON GARDENS,
LONDON, S.W.