Charles de Gaulle durante la Segunda Guerra Mundial

Siendo teniente al comenzar la Primera Guerra Mundial, Charles de Gaulle es ya coronel en 1939, con 49 años de edad, y bajo el apodo de "coronel motor" lleva dos años dirigiendo  el 507 Regimiento de carros de combate (RCC).

La “drôle de guerre” [La guerra de broma]

El 2 de septiembre, el coronel de Gaulle recibe el mando de los carros del 5º ejército, encargado de cubrir Alsacia, protegido tras la línea Maginot y cuyo puesto de mando queda instalado en Wangenburgo.

Durante dicho periodo, denominado la “drôle de guerre”, que dura desde el día de la declaración de guerra, el 3 de septiembre de 1939 hasta el 10 de mayo de 1940, el 5º ejército permanece velando armas, como el resto del ejército francés, tras la línea Maginot.

El coronel de Gaulle sigue promoviendo sus ideas sobre el empleo de los carros. Primero sobre el terreno, intentando sacar el mejor partido posible de la herramienta “en migajas” que le ha sido encomendada, solicitando la instalación de medios de radio a bordo de los carros, y sobre todo, creando el centro de instrucción de carros del 5º ejército en Blamont. A continuación, logra del comandante en jefe, el general Bourret, que el empleo de los carros del 5º ejército no esté ya únicamente previsto como acompañamiento de infantería sino que le sea encargado en enlace con los mandos de las grandes unidades. En octubre de 1939, encuentra la oportunidad de presentar las unidades de carros del 5º ejército al Presidente de la República, Albert Lebrun. Finalmente, en enero de 1940, concluye la redacción del memorándum titulado L’avènement de la force mécanique [El advenimiento de la fuerza mecánica] que envía a Léon Blum, antiguo Presidente del Consejo, así como a unas 80 personalidades civiles y militares, entre ellas, a Édouard Daladier, ministro de Defensa, que considera oportuno no darse por enterado.

Su obstinación por hacer valer sus ideas termina por empujar al Estado Mayor a agrupar un cierto número de carros en el seno de cuatro Divisiones Acorazadas (DCR), advirtiéndole a él mismo en febrero de 1940 de que se preparase a tomar el mando de una de ellas.

Al mando de la 4ª división acorazada

Tres días antes de la ofensiva alemana del 10 de mayo de 1940, que conlleva una rápida penetración del frente francés, el coronel de Gaulle recibe la noticia de que el alto mando ha decidido encomendarle la 4ª DCR, la más potente de las grandes unidades del ejército francés, de la que tomará efectivamente el mando el 11 de mayo. Sin embargo, dicha división está solo en proceso de constitución y sus unidades nunca han operado juntas anteriormente.

El 15 de mayo, recibe la misión de retrasar el avance del enemigo en la región de Laon con el fin de ganar tiempo y permitir poner en marcha el 6º ejército encargado de cortar el acceso a París. Habiendo recibido solo una parte de las unidades de la 4ª DCR, el coronel de Gaulle lanza un primer ataque con 80 carros con el objetivo de cortar las líneas de comunicación de las divisiones blindadas alemanas. Tras haber alcanzado sus objetivos, entre ellos la ciudad de Moncornet, encontrándose la 4ª DCR sin apoyo, se ve obligada a replegarse frente a la intervención de los refuerzos enemigos.

Al unirse el resto de unidades de la 4ª DCR, cabe lanzar un nuevo ataque con 150 carros que, tras haber permitido alcanzar los primeros objetivos, ve interrumpido su avance por la acción de la aviación de asalto y de la artillería alemanas.

El 28 de mayo, tras un desplazamiento de 200 km., muy exigente para el material, la 4ª DCR, cuyo mando ha ascendido temporalmente a general temporalmente cuatro días antes, ataca en dos ocasiones para destruir, en las inmediaciones de Abbeville, una bolsa que el enemigo había conquistado al sur del Somme. La operación es un éxito que permite tomar más de 400 prisioneros y de vaciar toda la bolsa, con excepción de Abbeville, debido a la superioridad en número y en artillería del adversario. Este solo podrá cruzar el Somme más tarde, al norte de Abbeville, pero el segundo ataque no permitirá a la 4ª DCR tomar la ciudad, habida cuenta de la superioridad numérica del adversario.

El 6 de junio, el general de Gaulle es convocado de urgencia a París por Paul Reynaud, Presidente del Consejo, para ocupar un puesto ministerial, el de subsecretario de Estado de Guerra y de Defensa Nacional.

Charles de Gaulle abandona en ese instante la jerarquía militar.