8 de mayo de 1945 - Se ha ganado la guerra. Broadcast on French radio

La victoria del 8 de mayo de 1945

Se ha ganado la guerra. He aquí la victoria. Es la victoria de las Naciones Unidas y es la victoria de Francia. El enemigo alemán acaba de capitular ante los ejércitos aliados del Oeste y del Este. El acto de capitulación contó con la presencia y la participación del mando francés. En el estado de desorganización en el que se encuentran los poderes públicos y el mando militar alemán, es posible que ciertos grupos enemigos quieran, aquí y allá, prolongar por su cuenta una resistencia en vía muerta. Sin embargo, Alemania ha sido derrotada y ha firmado su desastre. Mientras que los destellos de la gloria vuelven a iluminar de nuevo la bandera, la patria consagra su pensamiento y su amor, ante todo, a aquellos que han muerto por ella, para reconocer después a aquellos que, a su servicio, tanto han combatido y tanto han sufrido. Por consiguiente, ni un solo esfuerzo de estos soldados, de estos marinos, de estos aviadores, ni un solo acto de arrojo o de abnegación de sus hijos y de sus hijas, ni un solo sufrimiento de estos hombres y mujeres prisioneros, ni un solo duelo, ni un solo sacrificio, ni una sola lágrima habrán sido en vano. En el alborozo y en el orgullo nacional, el pueblo francés dirige su fraternal saludo a sus valerosos aliados que, como él, por la misma causa que él, han soportado sus duras y largas penas. A sus heroicas tropas y a los jefes que las encabezaron, a todos estos hombres y todas estas mujeres que, en el mundo, han luchado, sufrido, trabajado para que prevalezcan, al final de todo, la justicia y la libertad: ¡Honores! Honores eternos a nuestras tropas y a sus jefes, Honores a nuestro pueblo, que no se han doblegado ni se han dado por vencidos ante pruebas terribles, Honores a las Naciones Unidas que han mezclado su sangre con la nuestra, sus penas con nuestras penas, su esperanza con nuestra esperanza y que, hoy, comparten nuestro triunfo.

¡Ah, viva Francia!