27 de mayo de 1958 – Comunicado del general de Gaulle

Ayer inicié el proceso regular necesario para la formación de un gobierno republicano capaz de garantizar la unidad y la independencia del País.

Espero que dicho proceso prosiga y que el País muestre, con su calma y su dignidad, que desea verlo llegar a buen puerto.

En dichas condiciones, toda acción, venga de donde venga, que amenace el orden público, podrá conllevar graves consecuencias. Habida cuenta de las circunstancias, no podría permitirlo.

Espero de las fuerzas de tierra, mar y aire presentes en Argelia que sigan dando ejemplo, bajo las órdenes de sus jefes: el general Salan, el almirante Auboyneau, el general Jouhaud. A dichos mandos, expreso mi confianza y mi intención de mantener contacto con ellos en todo momento.